lunes, 2 de mayo de 2011

DECIRTE COSAS DE AMOR

Me enamoré de Diana Fuentes el año que cantó esta canción y ganó el Adolfo Guzmán, en 2007. De esta candidez debería aprender el mundo. Tres momentos en la historia del hombre vienen a mi mente ahora mismo:

1. Antígona de Sófocles, que me ha sido un personaje cercano en estos días, cuando dice a Creón: "no he nacido para odiar sino para amar." Esas palabras me han dado fuerzas en las últimas 72 horas.

2. Los Beatles, a los que el mundo no acaba de hacer caso. Tenían razón cuando dijeron: "All you need is love."

3. Esta canción cantada por Diana Fuentes, con esa mirada que reconstruye el orden que hubo antes del dolor, sin borrar la experiencia.

Quiero dedicar esta canción a las personas que alguna vez me han hecho daño, con conciencia, con premeditación. Les pido perdón por no haberles podido corresponder nunca, pero no sé vengarme de nada ni de nadie. No creo en la venganza. Borraría esa palabra del pensamiento humano, creo que el mundo no la necesita. Un concepto así puede ser prescindible. Quiero creer en esta canción precisamente hoy, lo necesito.

Necesito creer que nunca más la maldad vendrá vestida una noche, con camisa azul, a hablarme.

Por eso cierro mis ventanas, ahora que llueve en Madrid, y dedico esta canción a las personas que sienten que haciendo el mal crecen. Se engañan. Pensé que algo así no existía más allá de la mala literatura. Desde este extraño dolor quiero creer, con el cubano más utópico que he leído, en el mejoramiento humano.

He aprendido a observar pasivamente cómo cada uno al final se otorga a sí mismo un lugar. Las acciones, las palabras colocan a nuestros semejantes a determinada distancia que en algunos casos, será el para siempre exacto lugar. Desde el mío, con las ventanas cerradas para siempre a esos seres que han quedado como mudas estatuas de sal en el camino, lanzo esta canción.

1 comentario:

  1. Hoy llueve en Madrid, hoy llueve inexactamente en los cristales de mi casa y el recuerdo resbala...Hoy soy la enemiga que escucha a Diana Fuentes. Extraordinario descubrimiento! Gracias.

    ResponderEliminar