sábado, 7 de agosto de 2010

América


El de América, el tiempo, ¿no es acaso otro, ni mejor ni peor, sino solo distinto? ¿No es el tiempo de la presentación y ya no el de la re-presentación? Y la entrada de Europa, África, Ásia en América ¿no es un desajuste del que somos fruto? ¿No es el tiempo de América, por esta causa, una con-fabulación prismática de todos los tiempos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario